Puñado de palabras

El letrero de la tienda era claro: “Venta de palabras”.

Entró. Anduvo, se detuvo, anduvo, se detuvo frente a la sección “para cultivarse”. Observó. Siguió. Anduvo, se detuvo, anduvo, se detuvo frente a la sección “para creación de originales”. Observó. Analizó. Escogió. Regresó al mostrador con un puñado de palabras.

–Es tanto –Le dijo el cajero.

–¡¿Tanto?!

–Sí, IVA incluido.

–¡Vaya! ¡Cómo cuesta en estos días escribir unos renglones!

Anuncios

14 thoughts on “Puñado de palabras

  1. Absolutamente GENIAL. Un placer encontrar esta ventana tuya allende los mares. Te seguiré la pista. Un fuerte abrazo (tres palabras que no me has de pagar ja ja)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s